No seas uno más, al menos en el social selling

 

En las ventas, en la vida y hasta en el social selling, tenemos que ser únicos. Es verdad que ahora tenemos poco tiempo, que intentamos automatizar lo que sea automatizable y se ataca el mercado con tecnología.

También hay cursos de casi todo y todos aprendemos casi lo mismo y se nos ve «el plumero»

Ya tenemos unos buenos perfiles en LinkedIn y todos «ayudamos» Nos han dicho que tenemos que poner que podemos hacer por el cliente y un «acerca de» que nos describa y son buenas ideas pero cuando todos ponemos «Ayudo a mejorar la vida y milagros de mis clientes» Ya suena a usado.

El Inbound marketing o la publicidad programática ya chocan con un cliente super informado que sabe lo que le están haciendo y que hasta busca información que no le interesa para comprobar el resultado y lo que le mandan y al final solo compra lo que quiere conscientemente, o el que se enfada con la marca que le atosiga

No nos volvamos locos, seamos naturales. En LinkedIn hace unos años estabas para buscar trabajo y ahora para buscar clientes y es un canal muy interesante si lo trabajas adecuadamente.

Ya estamos recibiendo primeros mensajes que al pedir contacto ya te mandan enlaces y ofertas como si hubiese algo de confianza generada.

También fallos de automatización que te llaman de otro nombre o que te envía tu competencia sin haber filtrado bien los contactos, disparo al bulto.

Siempre tiene que notarse que estás detrás y que tienes interés (tiempo + cariño) por quién estás contactando y demostrárselo y además tiene que ser verdad. 

Y tú, ¿A qué ayudas?

Reflexión desde el cariño, que si miras en mi perfil, aún queda algún «ayudo» por ahí.

 

Suscríbete y recibe más contenidos interesantes como este

* campo obligatorio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button¿HABLAMOS?