En ventas, nunca hables de política

Congreso de los Diputados España

Photo by David Carrero (Unsplash)

En ventas nunca hables de política

La verdad es que tengo mucho trabajo, muchos clientes por atender y no tengo mucho tiempo para la política pero me entristece ver a un país endeudado, mal gestionado y que en lugar de hacernos la vida y el futuro agradable nos tienen como excusa para robar un voto, exprimirnos a impuestos y no son ejemplo de gestión ni valores ni de nada, más bien al contrario.

Espero que las empresas nos saquen adelante ya que los políticos no lo harán. Queda la esperanza de nuevos partidos  o mejor, nuevas personas que sepan revertir esta penosa situación de vergüenza ajena y propia.

-Separación de poderes

Aquí tenemos un problema, uno más. En España el poder ejecutivo y el legislativo no están estrictamente separados y votamos en elecciones generales. Esto es fundamental en un estado democrático de Derecho y contrapesa unos y otros poderes para que se vigilen y no haya abusos.

Que nos ocurre a nosotros, que la justicia está politizada y el tribunal supremo elegido por los partidos, junto al exceso injustificado de aforados, la tormenta perfecta para la impunidad en la mala gestión, nepotismo y latrocinio.

Los partidos políticos nombran a dedo al gobierno de los jueces, a un consejo político: a los vocales del Consejo General del Poder Judicial . Estos, nombran a dedo a todos los jueces del Tribunal Supremo. A los presidentes de las Audiencias Provinciales. A los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos.

Vamos que si gestionas con dolo o  de forma ineficiente o si directamente robas, te vas de rositas ya que al partido tampoco le interesa esa publicidad.

A veces pienso que aquellos padres de la Patria tan serios y en blanco y negro prepararon un paso a la democracia falsa en la que vivimos y provocaron un régimen de cartón piedra.

-Partidos e ideología

Detesto la ideología. De hecho, creo que no la tengo. En esta vida he votado a casi todo y si en la juventud me movía los ideales más hacia la izquierda, fui de Juventudes Socialistas, rompí el carnet cuando Felipe González nos metió en la OTAN, aquella «de entrada No»

Lo que creo que un cargo publico debe de ser un cargo casi penoso y vocacional y que verdaderamente al gestor no debería reportarle ventajas sobre cualquier otro trabajador, ni las jurídicas que hemos mencionado no las económicas como, puertas giratorias, dietas, pensiones vitalicias con dos legislaturas, coches oficiales, etc. En esto creo que hay que aprender de los países nórdicos o del Norte de Europa.

Me ha parecido muy triste el intento y espero no la consecución resucitando el Franquismo, la Guerra Civil y las dos Españas a generaciones que nada sabían de ello y que no les importaba y os aseguro que hablando con ellos, no les importa ya que miran más al futuro que al pasado cosa que me parece inteligente.

Al final por tener votos y que vivan del cuento unos cuantos, unos cuantos de miles, gracias al Estado de las Autonomías, Amiguetes y Cía. Vive de crear crispación y enemigos y abrazan cualquier cosa, independentismo incluido.

No encuentro hoy ningún partido a la altura de las circunstancias ya que veo a todos como más de lo mismo; Vivamos nosotros y al resto les seguimos manipulando.

-Honor y valores

Recuerdo que cuando era adolescente había políticos que dimitían. me parece lo más elevado de la clase política en España y hoy ya no se da. Se ha substituido por el; «Y tú más, y tú peor» Todos tienen que callar y trapos sucios que esconder.

Defiendo que en ventas y en la empresa en general lo que importa es los valores y que es fundamental la dignidad y la elegancia y ambas se han perdido en nuestra política además de una pésima gestión que no busca a los mejores en cada área si no a los «partidarios» y los malos jefes eligiendo gente de estómago agradecido y menos preparación profesional y moral que ellos que ya es difícil.

Quiero pedir disculpas por, siendo de ventas, hablar de política. Lo que aconsejamos es no hablar con clientes de opciones o partidos y ser asépticos  aunque en este post hablo en general, así que espero obtenerlas de vuestra magnanimidad.

-Fe en el futuro

Quiero pensar que esto irá cambiando y que personas con vocación real de servicio irá ocupando estos cargos y que se respetará cualquier Euro de los españoles ya que es ganado con sudor y esfuerzo. Y que los políticos serán de los mejores y serán ejemplo y podamos estar orgullosos de ellos. Tengo mucha fe en los Millennials y en sus valores. Necesitamos gente que entienda que los conciudadanos son clientes y que la gestión eficiente y honesta es lo más importante.

Así que recordemos en ventas no hablar de política, fútbol o religión, salvo que sea inevitable.

Un abrazo

Suscríbete y recibe más contenidos interesantes como este

* campo obligatorio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button¿HABLAMOS?