Descubre cómo la inteligencia emocional puede ayudarte a vender más

inteligencia-emocional

Los conocimientos y técnicas adquiridos a lo largo de los años son una parte fundamental para ser capaz de vender un buen producto o servicio. Otra parte fundamental para ser un gran vendedor, también lo son las habilidades sociales. Estas son un conjunto de conductas, que nos permiten interactuar y relacionarnos con los demás, de la manera más efectiva posible.

Dentro de esas competencias sociales, cabe destacar la importancia que ha adquirido la inteligencia emocional a lo largo de los años.

Qué es la inteligencia emocional

Según Daniel Goleman, la Inteligencia Emocional es “la capacidad para reconocer nuestros propios sentimientos, los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones”.

El autor también afirma, que esta capacidad se puede organizar en torno a cinco habilidades básicas, que debe trabajar todo vendedor, para poder alcanzar sus objetivos:

  • Conocer las emociones propias
  • Ser capaz de reconocer las emociones ajenas
  • El autocontrol
  • La automotivación
  • El saber gestionar las relaciones con los demás

A través del desarrollo mental de estas cualidades, que conseguirás gracias a los cursos de formación comercial que imparto, lograrás tener la capacidad de empatizar y de reconocer tus propios sentimientos, los ajenos, de motivarte, de ponerte objetivos viables y cumplirlos, pero sobre todo, de manejar bien las emociones contigo mismo y las relaciones con clientes.

Para un vendedor es de suma importancia desarrollar estas habilidades sociales. Estas no solo te permitirán obtener un mayor rendimiento en las ventas, también te ayudarán a mejorar las relaciones comerciales con tus clientes ya que te permitirán tratar con diferentes tipos de clientes.

Trabajando la inteligencia emocional con el equipo de JUJUJU AQUACENTER

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Aunque cada persona es un mundo, existen una serie de técnicas comunes que permitirán al vendedor a desarrollar esta habilidad.  Yo personalmente te recomiendo algunas de ellas, como:

  • Conectar con las emociones propias: ten conciencia de que aquello que te molesta o agrada es muy importante para poder identificar aquello que sientes y tenerlo en cuenta para futuras ocasiones.
  • Fíjate cómo se reflejan las emociones en tu cuerpo, sobre todo, en tu rostro. Si eres capaz de controlar dicha emoción, esto te ayudará a mejorar en el futuro cuando quieras realizar una venta.
  • Practica la manera de actuar ante determinadas emociones: esto te ayudará a darte cuenta de tus debilidades y a mejorarlas para futuras estrategias de venta frente a los clientes.
  • Expresa tus emociones de una manera sana, educada, en un contexto adecuado y con la persona correcta.
  • Esfuérzate por mostrar empatía hacia los demás: esto te ayudará a mejorar tus relaciones con los clientes y a anticiparte a sus necesidades.
  • Practica e interpreta el lenguaje no verbal: para un vendedor es muy importante tanto el saber transmitir emociones como el interpretarlas. Cuando las señales corporales de un vendedor no coinciden con lo que dice, no nos vamos a fiar de él, aunque diga aquello que nos gustaría escuchar por su parte. Por otra parte, si un vendedor es capaz de reconocer los gestos y emociones de su cliente esto le permitirá crear una mejor estrategia de venta.

La importancia de la inteligencia emocional en las ventas

Para una persona que se dedica a las ventas es muy importante el desarrollar inteligencia emocional en el trabajo. Esta capacidad le permitirá establecer mejores relaciones con futuros clientes, además de permitirle un mejor rendimiento en la empresa.

Una inteligencia emocional bien desarrollada te permitirá:

  • Tener claras tus debilidades, fortalezas y anticiparte a ellas, lo que supondrá a la larga una gran ventaja competitiva ya que te proporcionará mayor seguridad en ti mismo
  • Una mayor tolerancia a la frustración y, por ende, aceptar el rechazo de forma adecuada en cualquier etapa de la venta
  • Ser capaz de automotivarte durante una mala época de ventas
  • Gestionar el estrés de una forma más adecuada
  • Adaptarte a los cambios que implica tu trabajo
  • Anticiparte a las necesidades del usuario
  • Tener más empatía y, como consecuencia, establecer una mayor conexión con el cliente
  • Mejorar las relaciones con el resto del equipo
  • Transmitir emociones de una forma más efectiva y mejorar las ventas

 

En Vas a Vender tengo claro que si los resultados de tu empresa no son óptimos se debe a tus procesos o a tus empleados. Si necesitas ayuda para gestionar tu equipo de ventas, o bien te interesa prosperar en tu sector, te animo a inscribirte a mi  curso de formación comercial y ventas. A través de una formación a medida, juntos trabajaremos diversos aspectos, entre los que se incluye la inteligencia emocional, para acercarte a tus objetivos y a los resultados que precisas.

 

Suscríbete y recibe más contenidos interesantes como este

* campo obligatorio

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿HABLAMOS?