Tengo Covid (y muchos amigos)

Y no me lo esperaba, he sido prudente y ciudadoso. Ha sido una sorpresa.

El martes pasado no me encontraba bien. De hecho llevaba una semana con algún síntoma de resfriado como todos los otoños y es que no me abrigo…

El miércoles impartía una formación de ventas a toda la empresa me iba a reunir con 18 compañeros con distancia y mascarillas pero  algo me dijo que tenía que hacerme un Test. Fui a un hospital privado y en 15 minutos tenía un test de antígenos POSITIVO.

De ahí a un hospital público por tener síntomas aunque fuesen leves. Una placa rápida y descartamos neumonía y PCR, seis horas en un pasillo y confirmación del positivo. Compartí pasillo con una inglesa que parecía que hubiese tomado un tóxico y algunas personas en situación parecida. Tras tres horas sin comer ni beber una auxiliar muy amable nos dio un zumo y un yoghourt.

A las dos de la mañana, con fiebre  y con el diagnóstico, despierto a mi hijo y le digo que me recoja con dos mascarillas FFP2, no queremos poner en peligro al taxista.

Aviso a Cristina, mi mujer de que libere nuestra habitación y para allá que me voy confinado. No se pasa bien, estas con tu diagnóstico y dándole vueltas a la cabeza. Ya hemos avisado a la empresa y por protocolo todos los compañeros inician confinamiento de 10 días y petición de pruebas PCR a sus centros de salud.

Piensas de todo, no te encuentras bien, sabes que esto tiene cierto peligro, es serio y piensas en familiares, compañeros y amigos con los que has convivido estos últimos días. También dónde puede haber sido el contagio, pero es casi imposible saberlo.

Al día siguiente llamo al centro de salud y me dan la baja, tengo algunas vídeos pendientes, como la de la foto y apetece decir que no te encuentras bien y lo que te pasa pero nos ceñimos a lo profesional.

Me llama el ejercito y me piden los contactos de los últimos días y el nombre de la empresa. Llevo tres días confinado, con fiebre por la tarde y atiborrado de paracetamol. Cada día que va pasando es una buena noticia.

Me llaman del centro de salud cada día y esto algo tranquiliza. Ayer pase muy mala noche, con fiebre y dando vueltas a la cabeza.

Hoy nos han confirmado las positivos asintomáticos de mi mujer y mi hijo. Mi hija no tiene y la hemos sacado de casa. Entre nosotros tres podemos convivir, nos han dicho que con normalidad pero seguimos con mascarillas y prudencia.

Espero que no vaya a más, que mis compañeros no lo tengan, ellos y la empresa ALBERTA NORWEG   han sido impecables me he sentido muy arropado y muy compañero y que esto sea solo unos días malos y un susto que nos inmunice.

Sientes miedo, culpa, superación y te conoces un poco mejor a ti mismo. También gratitud a la familia, a los compañeros a los proveedores que te visitaron y se han ganado 10 días de cuarentena. El día se hace largo y la noche más.

La información que te dan más la de Internet es confusa y si no buscad un  protocolo para convivir varios positivos confinados…

Gracias a todos, compañeros, familia y amigos y a vosotros por leerme y a pelear los días que quedan. Un abrazo y cuidaos mucho.

Añado esta parte, al día siguiente de publicar y el paréntesis del título. Además de el cariño de la familia me ha llamado mucha gente, tambien muchos comentarios en Redes Sociales y ahora mismo he hablado con un amigo que lo pasó en Septiembre. La verdad es que cuando vienen un poco torcidas te das cuenta de lo valioso de la gente que tienes alrededor. GRACIAS,GRACIAS,GRACIAS.

Suscríbete y recibe más contenidos interesantes como este

* campo obligatorio

Discussion

  1. Carles Juan Vañó

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Call Now Button¿HABLAMOS?